viernes, 31 de agosto de 2012

ja ja ja ja ja



Andá a la ferretería y pedí media
docena de clavos mariposa.


y nada de volver sin ellos!

6 comentarios:

Riverdance dijo...

el blóg
el blóg
el blóg is on fire

Milton Maus dijo...

me re fascina mal

es como un barco que se hunde de a poco, y cuando llega al fondo vuelve 2 segundos a la superficie para volverse a hundir

qué poronga

Anónimo dijo...

La insatisfacción con la estabilidad y la búsqueda de la redención a través de la realización del yo como vehículo para la salvación, convierten a Alfredo y a Mirta en seres decididamente prescindibles para este deleznable individuo. Siendo esta búsqueda utópica más individual que colectiva, Alfredo no es buscado y a Mirta se la deja tirada. Las entrañas, el interior del sujeto, aparecen impúdicamente exhibidas, cuando, es sabido que todos los varones hubiéramos preferido una pin-up de Marta y las nenas una pin-up de Alfredo. El payaso no dice nada y el personaje que asoma atrás del globo de texto que empieza con “busco” merece serie propia.

Yosmar

soledad somma dijo...

locura de ojos y colores perfectos...y "dejame ser libre"!!!!!...ahora, aclarame el tema de los clavos mariposa ja ja

Anónimo dijo...

Me gusta Soledad Somma. No sé si Guálter, Riverdance o Milton Maus me pueden hacer gancho con ella?

Yosmar

Guálter , el conejo dijo...

hola
hola
eee...
por dónde empezar?
Yosmar, qué personaje ambicioso!
está muy bien.
Sole, si vas a buscar esos clavos a la ferretería posiblemente regreses con las manos vacías.
Gancho...
eeeh...

gancho de carnicero
gancho de ropa...